Páginas vistas en total

jueves, 15 de noviembre de 2012

La Sanidad desde una esquina

La Sanidad desde una esquina.

Si mirásemos las disciplinas que componen las Ciencias de la Salud, e intentásemos visualizarlas dentro de una habitación, probablemente la Fisioterapia no estaría en el centro, ni en primera fila, por volumen e influencia quedaría relegada actualmente, a colocarse en una esquina del fondo.

Desde esa posición, es francamente difícil escuchar lo que dicen los del centro, enterarse correctamente de lo que está pasando y es aún más complicado ser escuchado, ser visible y visualizado por el resto de la Sala.

Como si de una Conferencia se tratase, el foco de atracción está en el lugar donde se están diciendo las cosas, el magnetismo de las palabras atrae todas las miradas hacia aquellos que hablan, siendo el resto de asistentes, meros espectadores.

Existe la posibilidad de levantar el brazo, de querer preguntar e intervenir, eso da visibilidad. Pero está en manos del moderador, ante una nube de manos alzadas dar la palabra, y el protagonismo a los que quieren intervenir, y suele decantarse por otorgarla, bien a los que conoce, o bien a los que le parece que pueden aportar algo al debate, pocas veces se decanta por la aleatoriedad o el azar.

La Fisioterapia no ha tenido hasta ahora un discurso que ofrecer al resto, ni se ha planteado las preguntas adecuadas, no ha sido invitada a los debates, ni se ha ganado un sitio en el Centro o en la “palestra”.

Para estar en el Mapa, para ser llamados como oradores, hay que tener discurso, algo que aportar y además ese algo ha de ser interesante. Actualmente estamos en el mapa, pero apretados en una esquina. Y desde esa esquina cuando hemos levantado la mano, hemos planteado las preguntas en un idioma propio, poco comprensible para los oradores y el resto de asistentes de la sala… El idioma de lo “alternativo”, del “a mi me funciona” del “basado en nuestra experiencia” y del “a nosotros nos parece”, está muy alejado del “metodológicamente sostenible”, “basado en estudios de coste efectividad” y del “respaldado por la evidencia”.

Si queremos estar en el Centro de la Sala, o en el Centro del Mapa, hay que aprender a hablar el idioma de los asistentes, ya que si no, pasaremos de la sala principal a la “Sala Anexa” o bien de estar en el Mapa de las Ciencias de la Salud, al mapa de los que se dedican al “Bienestar”, que con esos, seguro que actualmente si que nos entenderíamos.

Algo se está moviendo, y parece que alguien está dando “clases de idiomas”.Ya que no lo hacen “otros”,  lo están haciendo con pocos medios y mucha ilusión los “chicos” de FSR  www.fisioterapiasinred.com.

Espero de todo corazón que en un futuro, sean ellos quienes estén en la Sala, lejos de la esquina y participando en el debate, siendo conocedores del idioma y atrayendo las miradas de los asistentes, capacidad no les falta.



Manel Domingo.

2 comentarios:

  1. la verdad que cada día veo más claro que hablamos el mismo idioma, y cada vez con más profesionales, hoy he asistido como ponente a unas jornadas sobre el hombro que a nivel interno en mi empresa y tras la jornada se ha generado un debate interesante. Es una realidad que tenemos mucho que aportar a la sociedad y lo que tenemos que hacer es evidenciarlo, eso sí, va a costar. Pero hay herramientas y ganas, solo falta ponerse a currar. Felicitarte por la entrada y a tope con los compañeros de FSR, me han devuelto una ilusión y se empieza a iluminar un camino que veía bastante negro, gracias

    ResponderEliminar
  2. Bon dia Manel,
    Aquest, com cada matí, el primer que he fet després que sonés el despertador, és teclejar la icona de twitter i fer un repàs de l’actualitat. Normalment entro a twitter i a blogs als matins per a motivar-me abans d’anar a treballar, però aquest matí, en veure el teu comentari de que encara existeix la fisioteràpia en blanc i negre, el que m’ha motivat és a fer-te la meva reflexió.
    Jo treballava en fisioteràpia en color fins que les retallades van treure’m del núvol que vivia, fent la feina que havia somiat al llarg de tota la carrera. Ràpidament vaig trobar una suplència en blanc i negre, al ser per un temps, m’ho vaig prendre bé, “a veure què en podem treure de positiu”, però quan van dir de quedar-me, em van entrar tots els dubtes.
    Te’n vas a dormir parlant amb la parella el mateix de sempre: com arribem a final d’aquest mes? Una part del pressupost la destines a factures vàries; una part la destines a la casa que us esteu fent fa anys i pensàveu acabar abans; una part la destines a menjar i viure, no ens oblidem de viure; i un part a la formació, a la meva formació, és a dir que com moltes famílies, un se’n beneficia i l’altre accepta i el millor, t’anima. Agafar la meitat dels dies de vacances a la feina per formar-te ja que les universitats s’entesten en fer la formació en dijous, divendres i dilluns; dedicar la tarda que tens lliure i el diumenge a tancar-te en una biblioteca i crear protocols o estudiar casos per a poder organitzar-te millor el temps que li dediques a cada pacient de mútua, però tot i així considerar que encara no fas prou per a pintar la fisioteràpia de colors.
    Tens tota la raó en el teu comentari. Serà en blanc i negre la fisioteràpia que fem en alguns centres, però els directors estan canviant. Intentem evolucionar i no treballar en mode “lo que el viento se llevó”, sinó en mode “the artist”, més actual. Esteu fent una feina fantàstica des dels col•legis i des de la #fisioterapia2.0, tots intentem evolucionar, uns a més velocitat altres a menys, però lo bo és que cadascú, des del seu lloc de treball i en el seu avast, senti que evoluciona.

    ResponderEliminar