Páginas vistas en total

lunes, 25 de febrero de 2013

¡Secuestrados por nuestro éxito!


Aunque parezca mentira vivimos secuestrados de nuestro propio éxito… Intentaré explicarme y para ello será necesario remontarnos al pasado, que suele explicar el porque de muchas cosas.


En el inicio de nuestra profesión en España, hace ya más de 50 años, cuando yo ni tan solo había nacido surgió un problema que fue considerado grave, nuestro nombre… La sociedad conocía y asimilaba nuestra actividad con el nombre de masajistas, y más de uno sudaba la “gota gorda” para evitar hacer un nudo en su lengua al decir Fisioterapia o Fisioterapeuta. Esto generó un problema importante, los primeros Fisioterapeutas quisieron diferenciarse rápidamente de los masajistas, como no podía ser de otra manera, y rápidamente pensaron en que era muy importante destinar tiempo y recursos a ensalzar su nombre y ha vender el producto… Al inicio no fue fácil, hasta hace bien poco y a día de hoy aun en algún medio aparece algún locutor diciendo el doloroso y famoso: “El masajista salta al campo …” y por la herencia de antiguas generaciones de Fisioterapeutas, los actuales, convulsionamos de ira y mandamos sendos mails a la dirección de los programas con quejas formales para solucionar estos agravios…

Actualmente prácticamente toda la población es capaz de decir FISIOTERAPEUTA sin problemas, y tiene en alta estima nuestra profesión, hasta el punto que somos la segunda profesión de Salud más valorada y demandada socialmente tras los médicos. Tanto hemos vendido nuestro nombre y lo maravilloso de nuestra profesión, que hasta hacen series televisivas en las que los Fisios somos los protagonistas.

La sociedad asocia nuestra profesión al éxito seguro, y a ingresos importantes… hemos pasado de ser desconocidos, a estrellas del celuloide, y ha día de hoy ser Fisioterapeuta “mola”.

Consecuencias… Los jóvenes quieren estudiar Fisioterapia, y no faltan Universidades… y ante la demanda desorbitada para una profesión de moda, la inversión, de momento es “macanuda”… más demanda, más oferta… Una auténtica locura a mi entender, dado que las expectativas de los futuros estudiantes nada tienen que ver con la realidad. Nuestro mercado profesional ya no puede absorber más Fisioterapeutas, y no podía antes de la crisis, o sea, que el tema no es transitorio, estamos frente a un exceso de oferta laboral estructural, no coyuntural.

En fin… Secuestrados por nuestro éxito social y por el “hambre” de dinero, de aquellos que ven en nuestra profesión un negocio. En un País sin sistema de Númerus Clausus el tema parece complicado… seguro que parará, el mercado lo regula todo, pero antes de regularlo suele destruirlo, y si no miremos que paso con el sector inmobiliario… Pasaremos de ser estrellas del celuloide a una profesión sin empleabilidad si no encontramos una solución rápidamente.

Solo la profesión puede pararlo, pero ¿Se movilizará con contundencia para frenarlo?, ¿O observará pasivamente como se van degradando nuestras condiciones laborales y nuestros salarios?… Espero honradamente que cuando “salte la chispa”, y creo que será muy pronto, de una vez por todas nos movilicemos por primera vez como un colectivo para solucionar a un problema que nos afecta a “casi” todos…


Manel Domingo @fisiose

9 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo en tu reflexión.
    Estos dias se habla de burbuja formativa en la red, será esta la burbuja formativa universitaria?
    El mercado se autoregulará pero a costa de muchos profesionales y muchas condiciones laborales.

    ResponderEliminar
  2. Como siempre, inteligente opinión, Manel.Una reflexión que todos debemos hacernos, muy lúcida. Un abrazo, compañero.

    ResponderEliminar
  3. De acuerdo en buena parte de tus reflexiones Manel. Sólo alguna puntualización. El problema de la falta de relación entre mundo universitario y mundo laboral ni es nuevo, ni es sólo propio a la fisioterapia. Medicina tiene amplia experiencia en este tema. Por tanto las causas son muy politico-económicas generales.Ciertamente en Fisioterapia se ha "rizado el rizo"...creo que hoy hay más de 45 Univ. en España...es una barbaridad! Este país ha vivido con muchos erores y engaños durante muchos años, lo estamos viendo cada día,...y costará hacer la digestión... Pero,ciertamente, el problema está ahí, aunque sea general, afecta a todo el colectivo de fisios que bien pasan a engrosar las listas del paro o bien tienen menos visitas en sus centros..En cuanto a tu última pregunta...Nuestro colectivo es muy diverso,poco uniforme y con intereses diferenciados, esto hará que no sea posible una movilización amplia y colectiva(A diferencia del mov. de los médicos públicos de Madrid p.ej.). Seguramente en pocos años veremos un escenario muy diferente producto de una selección natural drástica...no me gustaría que fuese así, ojalá me equivoque. Saludos y gracias por tus aportaciones!

    ResponderEliminar
  4. Hola Manel

    Siempre hablando con claridad, pero en esta ocasión a mi me falta "algo". Desconozco que es el sistema de Númerus Clausus, y si saber que es este concepto me resulta casi imposoble imaginar que podríamos hacer los fisioterapeutas para ayudar a contener esta situación.

    Esta claro que para esta situación son los Colegios Profesionales y el Consejo General quienes deben velar por la sostenibilidad de la profesión...y a ellos me encomiendo.

    Quería dar un dato objetivo acerca de la "burbuja" formativa. En mi Universidad (Complutense) desde hace años el cupo de plazas ofertadas era de 60 por año académico, y solo había un curso. Bien, este año han entrado 100 alumnos en el primer curso y por primera vez se han hecho dos grupos para la adaptación al grado, más de 100 alumnos. Es decir, este curso se han aumentado las matriculas en un 25% (240 en 2011-2012 por unas 320 en 2012-2013) entre los cuatro cursos de la titulación de fisioterapia.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He recibido esta información desde la Coordinación de la Complutense. Quisiera matizar algunos datos que expuse en relación al curso pasado, y que por lo visto no estaban bien fundamentados. Por ello, copio y pego la información que me han ofrecido de primera mano:
      "Este año (2013-2014) han entrado 74 alumnos en primero, pero en algunas asignaturas hay más de 100 por el número de repetidores (recordemos que en Diplomatura erais 70). Sólo nos permiten tener los 60 alumnos que pedimos más el porcentaje de caída de matrícula del curso pasado (que en la Complutense fue muy elevado) y sumar las plazas de discapacidad al turno libre, como a todas las Universidades Públicas, hiperreguladas.
      En Adaptación han entrado un total de 85 alumnos ¡que ya son fisioterapeutas! y la mayoría con puestos muy consolidados."
      Me piden que siga difundiendo y defendiendo la Fisioterapia pero con datos veraces. Este será siempre mi cometido y por ello me retracto si he dado datos erroneos y 'alarmistas'.
      Saludos

      Eliminar
  5. Sabia y realista tu reflexion Manel. Pero... lo q nos esta pasando actualmente es ya conocido por otros profesionales d la salud. La difrencia es q cuando a nosotros se nos inculca desde el minuto 1 a luchar por TODO, hasta entre nosotros, los demas han aunado fuerzas y reclamado lo q han considerado necesario desde la union. Por otra parte, como decia uno de los compañero antes, promoved desde los colegios y el consejo gral cuanto sea necesario para conseguir que nuestra profesion no decaiga. Saludos

    ResponderEliminar
  6. Inquietante e interesante.

    Es un flaco consuelo, pero yo diría que ese hipotético escenario que se nos viene encima también puede erradicar a los intrusos, dado que habrá muchos fisioterapeutas en paro que se verán impulsados a denunciarlos.

    ResponderEliminar
  7. De acuerdo con Manel, pero he de decir algo...también crece el número de vacantes de empleo(no a la misma velocidad,está claro)...la gente está más concienciada de la labor del fisioterapeuta y creo que (y esto me toca de lleno) busca más que antes la rehabilitación tras un ictus o en caso de demencias. No creo que sea suficiente para abarcar a todos los nuevos titulados (me parece increíble lo de la Complutense), pero...algo es algo (y la población cada vez es mayor). Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
  8. Ahora que se habla tanto de los mercados,le damos una potestad más a estos, la de decidir que podemos o no podemos estudiar,yo quiero poder estudiar lo que me gusta o lo que me venga en gana y luego pasaremos a la segunda parte, que es el mercado laboral,si lo que nos preocupa es el mercado laboral la mitad de las carreras y posiblemente la mitad de sus temarios estarían fuera de lugar. Yo que ya tengo el título no voy a decirle a nadie si puede o no puede estudiar.Saludos

    ResponderEliminar