Páginas vistas en total

lunes, 2 de diciembre de 2013

Queremos se Fisioterapeutas, ¡No Marionetas!


Queremos ser Fisioterapeutas, ¡No Marionetas!


Demoledora frase vista en Twitter y escrita por un estudiante de cuarto de Fisioterapia.
¿ Es un pensamiento que tan solo invade las mentes de los estudiantes, o tal vez lo es de muchos seamos estudiantes o no? Apuesto por la segunda opción...

De todos es sabido que las Leyes van más lentas que los avances de la propia sociedad, es un mal universal... El problema aparece cuando la sociedad frena su evolución sin que las Leyes la obligen... o no todas las Leyes.

Digamos que los Fisioterapeutas disponemos actualmente de unas competencias profesionales concretas, han llegado de la mano de Bolonia y se han materializado con nuestros nusvos estudios de Grado, pero ¡Sorpresa! Aún y disponiendo de determinadas competencias no podemos ejercerlas en muchos ámbitos de actuación de nuestra profesión.



¿El motivo? 

Los aspectos organizativos, suena intrigante, y parece carente de sentido, pero es así... Digamos que el sistema sigue la máxima de  ¿ Dónde va Vicente ? a donde va la gente. Los sistemas que deciden como hemos de realizar nuestras intervenciones, en los ámbitos públicos, hospitales privados, compañias de seguro privados y mútuas laborarales en algunos casos han utilizado el modernisimo “corta y pega”, de hecho hace años que lo utilizan, incluso antes de la aparición de los ordenadores.




Intentaré explicarme, la Ley dice que en nuestro sistema público de Salud, para atender a un paciente es requesito indispensable que nos venga derivado por un médico, este a efectos legales es el responsable asistencial del paciente ( esta Ley a todas luces debería ser modificada...), bien, de cualquier médico, se pasó a un médico Rehabilitador, casi por arte de magia... O no tanta magia, el sistema intentó ordenarse, hizo un símil fácil, que tan solo puede ser entendido en el contexto histórico en el que realizó. Remontemonos a los inicios, los Fisioterapeutas eran ATS, y los ATS como su nombre indica Asistían a los médicos, fué fácil, en aquel momento los Fisioterapeutas se convirtieron en los enfermeros de los Rehabilitadores, y así quedó instaurado... Se organizaron las estructuras de tal manera que, para que un Fisioterapeuta pudiese ver a un paciente, previamente tenía que pasar por un RHB, los hospitales y las estructuras sanitarias tienen libertad para organizarse como crean conveniente, eso no está legislado. Pueden decidir que un paciente pasará por un administrativo antes de entrar en una consulta, o lo puede hacer un auxiliar o un enfermero... Son meros aspectos de como organizar los circuitos aisistenciales, no hay normas de obligado cuplimiento en este aspecto... 

Pero la centralización generó “corta-pegas”, todo el sistema se replicó, y lo que era opcional se convirtió en la norma... Y entre esas normas, que se pueden realizar de muchas maneras, quedó impregnado el sistema organizativo en el que él paciente pasa antes por el RHB  de pasar por el Fisioterapeuta.

Y se replicó a todos los niveles, de los hospitales públicos a los ambulatorios, a los hospitales privados, a alguna compañias de seguros, mútuas de accidentes laborales... Se expandió como un cáncer.

Y como la Ley dice que el paciente ha de pasar por un médico en el sistema privado, y el RHB es evidentemente un médico, la Ley no se incumple...

Llegó Bolonia, pero los sistemas organizativos no cambiaron, no se adaptaron, no se hicieron más eficientes, siguieron como si tal cosa... Las cosas de Palacio van despacio, y en este caso el sistema tenía un problema, el sinsentido de los sistemas organizativos creó multitud de plazas “en propiedad” de RHB que tenían derechos laborales adquiridos, y al plantearle al sistema el sin sentido,al estudiar el tema en cuestión no se atrevió a cambiar su organización... No diré los motivos pero todos podeis imaginaros algunos de ellos... resumiré el tema utilizando la palabra Lobby...

Y el sistema aprendió a utilizar sus ventajas, las compañías de seguros visualizaron las virtudes de tener un “guardia urbano” regulando el tráfico de pacientes. Hospitales privados y mutuas laborales pensaron, si se hace en la pública debe ser bueno...



Tras esto llegaron más problemas, los “guardias urbanos” se olvidaron que eran médicos y se dedicaron a “gestionar” y eso contamino al sistema, auque en algún lugar los pacientes llegaban sin pasar por el “guardia” su control, y sus sistemas trabajando con volúmenes generaron una caída en picado de los precios que se pagavan por la asistencia.

Bueno, tocará romper el sistema... en eso estamos... Hay que cambiar un par de Leyes, yque a los gestores sufran les entre un ataque de sentido común y que calculadora en mano se den cuenta que esto solo beneficia a los “guardias” y no a la sociedad...

En resumen, somos marionetas, por un lado del Sistema y por otro de los precios que algunas aseguradoras nos pagan, romperemos los hilos, seguro... Y para los que ya saben de que va, de paso romperemos el saco, puestos a romper ;)





2 comentarios:

  1. Yo trabajo en una mutua laboral y es el médico asistencial y no el especialista (rehabilitador) el que dirige al paciente hacía el fisioterapeuta, con el que trabajamos en equipo junto al DUE...
    Pero te doy la razón en todas las trabas administrativas que no se cambian o que lo hacen mucho después de lo que sería lógico.

    ResponderEliminar
  2. Yo nunca he entendido la funcion del rehabilitador mas alla de un tramite burocratico que lo unico que sirve es para ralentizar la recuperacion, ya que retrasa el tratamiento, especialmente en la sanidad publica

    ResponderEliminar