Páginas vistas en total

viernes, 8 de junio de 2012

Elefantes y Gacelas. Quién llegará antes...

Elefantes y Gacelas.  Quién llegará antes ...



Dijo Eintein “Si quieres resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”

Y también dijo Eric Hoffer “ En tiempos de cambio, quienes estén abiertos al aprendizaje se adueñarán del futuro, mientras que aquellos que creen saberlo todo estarán bien equipados para un mundo que ya no existe”

Parece claro que estamos ante un cambio estructural en nuestra sociedad, no coyuntural. No solucionaremos nuestros problemas cambiando la coyuntura política, lo conseguiremos tan solo cambiando nuestras reglas del juego, nuestra estructura básica. Esto está empezando a impactar e impactará con más fuerza si es posible en nuestras estructuras sanitarias, y no tan solo a nivel local, el impacto es y será global.
Hemos de abrir nuestras mentes, y empezar a valorar si las estructuras que gobiernan la Fisioterapia serán eficientes en un futuro, y a su vez si nuestras sistemáticas de trabajo y nuestra profesión estará preparada en su momento para ese cambio.

Todo va más rápido, todo avanza vertiginosamente, pero nosotros caminamos como elefantes corriendo tras gacelas… Todos vemos un futuro diferente, con reglas diferentes, es como si dispusiéramos de una máquina del futuro, y aún y viendo lo que va a pasar no moviéramos ni un dedo para evitar una catástrofe… como si no fuera con nosotros.

Hay que ir más rápido, deberíamos poder tomar decisiones y plasmarlas a nivel práctico a una velocidad superior… Hay que medir nuestras actuaciones y tener resultados objetivos, hay que soltar lastre abandonando lo que no funcione y no sea mesurable. Somos una profesión sanitaria, que puede y ha de dar garantías a la población sobre la eficacia y la eficiencia de sus intervenciones, nos hemos de diferenciar de lo magufo y de lo místico… Un día dije que la Fisioterapia está metida en el saco del equipo multidisplinar, pero nosotros también tenemos nuestro saco propio, el saco de lo alternativo, de lo energético, de lo magufo… ese saco pesa demasiado y está empezando a perjudicarnos. Hay que abrirlo antes de que se rompa, (y con el nosotros), o que no nos deje avanzar. Si queremos ser gacelas y diferenciarnos utilizando la marca Fisioterapia asociada a evidencia, eficacia y eficiencia, y a su vez adaptarnos a lo que viene hay que ser más ligeros y tener menos frentes abiertos.  

Manel Domingo.

7 comentarios:

  1. Hola Manel!
    Si que es una reflexión compartida, al menos en parte.
    Ya en algún comentario que he hecho anteriormente en tu blog he escrito esta opinión.
    Creo que como profesión debemos ser valientes y describir nuestras competencias sabiendo que deberemos dejar algunas de las que practican algunos compañeros fuera.
    Cuando practicamos fisioterapia lo debemos hacer de manera clara y debemos evitar practicar el intrusismo que nosotros tanto perseguimos cuando las víctimas somos nosotros.
    Recuerdo una frase tuya en la ultima asamblea. Si un fisio es demandado por negligencia por un tratamiento de acupuntura solo le cubrirá el seguro si estaba tratando una patología que sea tratable por un fisioterapeuta. P ej si está tratando una depresión el seguro del CFC no le cubrirá.
    Debemos trabajar en describir que competencias són del fisioterapeuta y defender desde ahí nuestra posición en este nuevo paradigma social que se avecina.
    Definamos la marca fisioterapia para poder defenderla después.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Hola a todos,
    Estoy convencido que la definición del acto fisioterapéutico ayudará a enmarcar nuestra profesión, tal y como pide Joaquín.
    Pero lo más importante es que todos rememos en la misma dirección, cosa difícil, pero se conseguirá.
    Y os dejo una frase que me gusta mucho, de León Felipe: "lo importante no es llegar el primeo y solo, sino juntos y a tiempo".
    Es el primer paso para dejar de ser elefantes.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Perdonad los comentarios borrados de antes, es que había errores. Sólo quería decir, acerca de lo que Joaquín comenta, que hasta donde yo sé en Fisioterapia tratamos pacientes y no patologías, y por lo tanto mediante nuestras técnicas trabajamos con una visión holista. Con eso quiero decir que si un esguince de tobillo genera una tensión psíquica en un paciente, no considero que haga intrusismo por intentar, mediante técnicas basadas en medios físicos (o por qué no por medio de técnicas de comunicación), disminuir dicha tensión. Por ello me resulta extraño lo de "patologías que trata" o "no trata" la Fisioterapia, en un sentido parcial y limitado, como es la visión médica especializada, en la cual un cardiólogo sólo ve el corazón y los vasos del paciente y el urólogo los riñones, uréteres, vejiga y uretra (como si los líquidos orgánicos no fueran los mismos en uno y otro sistema). Para mí el ser humano es interconexión, y por lo tanto erramos si pensamos que tratamos partes de un cuerpo y no al organismo entero. Otra cosa es ser como fisioterapeutas protagonistas o bien secundarios en el tratamiento, que debería ser siempre multidisciplinar. Pero pasemos a un segundo término el intrusismo y aportemos lo que podamos desde nuestro campo: lo específico de la Fisioterapia no es la patología, sino... ¿el movimiento? Un saludo, compañeros.

    ResponderEliminar
  7. http://fisioterapiayfuturo.blogspot.com.es/2012/06/hablando-de-elefantes.html

    ResponderEliminar