Páginas vistas en total

miércoles, 20 de junio de 2012

En Tierra Magufa.


En tierra magufa nada crece, nada perdura...

Modas, modas... En una sociedad consumista todo corre demasiado, el discurso fácil es el Rey y seguir la tendencia del momento parece ser lo que más se lleva.

Contaminados por el consumismo que lo es todo, este mundo gira alrededor de lo fácil, lo poco elaborado. Priman las ventas, el recurso económico inmediato.

En el caso concreto de la Fisioterapia no podíamos ser diferentes, construimos técnicas y metodologías de tratamiento sustentadas en el marketing y tras el, castillos de naipes, que son incapaces de sustentar por mucho tiempo el implacable análisis de la Ciencia. Tras “construir”, el paso inmediato es “pasar por caja”, nada renta más que una formación de moda, estar en la onda e invertir en la terapia revolucionaria del momento. Unas fotos con algún deportista o artista de moda al que se le aplica el método es el toque marketiniano final, rentabilidad garantizada, todos seguimos en masa los iconos mediáticos y nuestros clientes no se comportarán de manera diferente.

Pero, STOP!... ¿Que un futbolista se ponga una pulserita magnética en su muñeca garantiza su efectividad?, ¿Unos zapatos curvados nos harán perder peso?, ¿ El biomagnetismo tiene efectos saludables?, ¿ Ha demostrado la Kinesiología Holística alguna efectividad?, ¿ Todo se ha de manipular ?...

Somos sanitarios, no vendedores de humo, ¿o no?... ¿Que nos está pasando?

Hemos de aplicar los mismos filtros de seguridad estandarizados en otras profesiones y seguir los pasos de la lógica. Primero investiguemos, tras esto y tras demostrar, formemos a nuestros colegas. ¿De todas esas técnicas que todos conocemos, que se vendían como la panacea universal cuantas perduran con la misma intensidad que cuando aparecieron?, ¿ Cuantas han soportado el paso del tiempo?, ¿ Cuantas estaban basadas en estudios sólidos?, ¿ Cuantas pasaron por las fases antes nombradas antes de salir al mercado de la formación?

Un poco de seriedad, señalamos a los “alternativos” con el índice y los acusamos de ser unos magufos inconscientes, que engañan y expolian a los incautos que se acercan a ellos con un problema de salud. Pero compañeros, nosotros somos los primeros que hemos vivido, y vivimos, desde tiempos inmemorables en tierra magufa, donde nada crece, donde nada perdura... O transformamos el suelo que pisamos en algo fértil y sólido o nos hundiremos en las arenas movedizas.

Manel Domingo.

5 comentarios:

  1. Tal cual.

    Coge un estudiante de fisio, recién graduado. Ponlo a gastarse su escaso dinero en cursos estructurados de cierto tipo de vendaje de colores o cualquier otra cosa. Déjalo 4 años trabajando con esa herramienta, y terminando la formación. Ahora míralo a él y a sus diplomas (caros, muy caros), y pídele que asuma un poco de autocrítica. El golpe es demoledor. Así que la estrategia congnitiva obvia es permanecer en sus trece, vivir tranquilo, seguir trabajando como le parezca, y evitar las confrontaciones.

    Si levantas la liebre, eres el malo. Un talibán científico.

    Los que llevamos años en esto (Y vosotros, Manel, más) ya sabemos que la perspectiva la dan el tiempo y los golpes. Así que al final, todos nos acabamos curando de este y otros males.

    La pena es contarlo antes de que pase, y encima ser el aguafiestas.

    ResponderEliminar
  2. AMEN HERMANOS!, y encima si das un poco de crítica NO malintencionada te miran de otra forma y tienes que oírte cosas que duelen de compañeros que se estrellarán o que tratan de ver un resultado o atribuirse una mejora que en realidad podría tener 40 explicaciones más.
    Lo sigo diciendo...estamos empezando a cambiar (algunos..y VIVA TWITTER), sabemos el como, pero no tenemos el material para hacerlo. Carlos se nota que el aparatito de 15.000 euros no me lo han dejado finalmente verdad? XD

    Manel sigue por este camino xq me encanta ya que en vlc no tenemos referencias así... por cierto no tendrás un EMG de superficie para dejarme verdad? jejejejeje. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Me alegra mucho ver que cada vez se habla más de ello. Hay un porcentaje muy alto de fisios en activo que utilizan magufadas. Sinceramente, yo les doy por perdidos. Después de 20 años utilizando acupuntura, reiki o kinesiología holística no voy a pretender convencerles de nada. Principalmente el mensaje va para aquellos que se plantean iniciarse en ello, estudiantes y graduados, para que dentro de unos años podamos decir que esto empieza a cambiar. Si dejan de llenarse los cursos los dejarán de convocar, no es tan simple, pero no soy un ser muy político, ya sabéis. Así que para mi este mensaje merece máxima difusión. Ójala yo hubiese tenido esta información en su día.

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo.
    Marketing+pocas ganas de pensar+cosas de colores=magufada en fisio.
    A la gente le atrae lo fácil, lo que le encaja en su receta, para esto te pongo esta tira, o te doy con el martillo aquí, allá, es fácil, te aprendes la receta, todo encaja, y tu cerebro te lo agradece. Tu feedback con los clientes es buenísimo, porque ellos buscan soluciones rápidas, efectistas y de colores, así que para que cambiar...ahora ponte a pensar, asume responsabilidades, fracasos, etc....uf!!! agotador además que palo enterarme ahora que aquello para lo que pagué un pastón, no sirve de nada...

    ResponderEliminar
  5. Muy buena reflexión. Es uno de los mayores problemas en fisioterapia y también en rehabilitación. Muchos consideran que no estás obsoleto si no estas a la moda y sin embargo esa moda puede ser humo. Muy bueno.

    ResponderEliminar